¿Que no está incluido? 15 Gastos Extra que no debes olvidar

by Royal Holiday
Facebooktwitterpinterest

Un paquete Todo Incluido es aquel que incluye todo – o al menos todo para que sobrevivas cómodamente durante tus vacaciones. Eso podría significar desde 5 días hasta 3 semanas. La mayoría de las personas se queda entre 4 y 7 días. Y muchos lo hacen precisamente porque es una buena manera de controlar sus gastos. Definitivamente, estas recomendaciones no son para el viajero más lujoso y extravagante. Hay qué tomar en cuenta que la mayoría de los paquetes Todo Incluido incluyen todas las comidas, bebidas, actividades locales y algunos deportes acuáticos. Echémosle un ojo a la lista de cosas para las que vas a necesitar dinero, muy probablemente en moneda local. Obviamente, hay atracciones mayores como cruceros en barco, renta de motocicletas y paquetes de aventura que no van a estar incluidos y que de todas maneras, a la mayoría de las personas que viajan bajo el esquema de Todo Incluido, no les interesarán del todo. Si vas a viajar con niños o adolescentes, es buena idea estar al tanto de sus intereses y personalidades para planear de forma acorde, si es que piensas que vas a necesitar hacer un gasto mayor. Estos son los extras más comunes, aunque hayas pagado por el paquete: 1. Traslados aeropuerto-resort-aeropuerto. Por ejemplo, en Cancún no hay servicio de camioneta o autobús del aeropuerto al resort, y a todos los hoteles Park Royal el costo promedio es entre 15 y 30 USD. En algunos lugares incluso cobrarán 15USD por persona, elevando tu costo de traslados hasta un total de 120USD. 2. Todo lo que llegues a gastar dentro del aeropuerto (incluyendo compras en tus tiempos de conexión), así como al entrar y salir del mismo. 3. ¡Cambio de moneda! En general, este gasto es inexistente si piensas quedarte dentro del resort y gastar unos cuantos cientos de dólares, pero puedes ahorrar un poco y disfrutar de la mejor tarifa si vas directamente al banco (con tu pasaporte) a cambiar o retirar dinero, en vez de hacerlo en un cajero o en casas de cambio particulares. 4. Bloqueador solar, bronceador, productos para la piel y otros productos de higiene personal que pudieras necesitar de último momento. 5. Medicinas para el dolor de cabeza o estómago. 6. Ropa para la playa, sandalias y lentes de sol. 7. Souvenirs y todo tipo de recuerdos de tu viaje. 8. Productos para los fumadores, y recuerda: puedes encontrar tabaquería Cubana en todo el Caribe. 9. Comida y bebidas extra – aunque casi todos paquetes incluyen bebidas todo el día en la zona de la alberca y alrededores, casi todos en algún momento, quieren algo más. 10. Una que otra comida fuera del resort. Aunque muchos de los hoteles cuentan con comida deliciosa, es probable que en algún punto del viaje quieras comer en otro lugar. En caso de sentirte aventurero y querer probar algo diferente, investiga bien tus opciones antes de salir (aunque recuerda que en último de los casos, siempre puedes contar con las grandes cadenas restauranteras). No olvides que tanto las cadenas, como los lugares locales, tienden a subir sus precios. Si no quieres ir a Subway o Burger King, busca que te recomienden un lugar local en el que puedas comer decentemente. 11. Taxis, autobuses, transporte. Aún cuando no rentes un automóvil, vas a querer largas caminatas por la playa. Pero, ¿vas a querer caminar de regreso? Tal vez, tal vez no. No te quedes atorado, cansado o quemado por el sol sin transporte de vuelta. 12. Hablando del punto anterior, muchos resorts tienen servicio de spa y gimnasio. Después de caminar un buen rato en la arena, un buen masaje puede ser justo lo que necesitas y es un gasto que definitivamente tienes que considerar. 13. Cargos extra a la habitación. Muchos hoteles cobran extra por uso de Internet y/o caja fuerte; es importante que al momento de hacer tu reservación te informes de ellos, si crees que vas a necesitarlos. 14. Servicio de niñera – esto puede salvarte la vida, definitivamente tienes que considerarlo alguna noche; ¡disfruta tus vacaciones! 15. Harás bien si evitas las películas y llamadas telefónicas a la habitación; déjalo mejor para los viajeros de negocios. Un paquete Todo Incluido, es la mejor opción para muchas personas: viajando en familia, con niños y/o abuelos o que simplemente buscan el mejor precio. Considera las variantes, minimiza los inconvenientes y disfrutarás mucho más de la experiencia. No hay nada más relajante que no pagar absolutamente ningún extra por algunos días y verdaderamente disfrutar cada momento de tu viaje. ¿Se nos olvidó algo? Por favor deja un comentario y dinos qué nos faltó mencionar acerca de tu última experiencia Todo Incluido.

Facebooktwitterpinterest

You may also like

Leave a Comment

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy